domingo, 12 de enero de 2014

Saludos

Ni  siquiera tuve tiempo de despedirme del 2013 como es debido, ya que ahogada y sin palabras me encontraba por lidiar durante estos últimos meses con la dolorosa enfermedad que atacó a mi padre, mi abuela materna, mi madre de crianza y mi madre biológica quien se despidió el pasado mes de diciembre, una pena nos embarga, pero por nuestras convicciones nos resignamos a sobrellevar, enfrentar y a continuar por el tiempo que tenga que durar. Así que bienvenido 2014 deseando nos traiga tranquilidad a nuestras almas, salud y éxitos,  agradeciendo de esta manera a todos aquellos clientes que por estos años y por primera vez compartieron su fecha especial con alguna creación de Tortas Castillo.